La tasa de abandono de los carros de compra de una tienda online es un factor que, en determinadas ocasiones, genera gran preocupación entre quienes disponen de este tipo de desarrollos. Aunque es una métrica a seguir y tener en cuenta, podemos aprovecharlo para establecer una estrategia de conexión con este tipo de clientes que no siempre se pueden considerar como perdidos.

Comportamiento del consumidor

Cuando un usuario accede por primera vez a un ecommerce, entrar en contacto con las diferentes secciones, además de informarse de lo que se le ofrece en ese portal, constituyen los pilares esenciales para saber si realmente comprará en un futuro o no. Antes de realizar cualquier compra, el internauta revisará muy bien los detalles, las descripciones del producto, las imágenes, etc.

Supongamos que ya conoce la marca y comienza a añadir productos al carrito. Tomar la decisión de abandonarlo puede venir suscitado por muchas opciones: aplazar su compra para otro día, asegurarse de que no saldrá una oferta, o bien, no tener claro si comprar ese producto o no. Si además reflexionamos sobre su comportamiento en los comercios tradicionales, ¿acaso cualquier persona no entra en muchos establecimientos y finalmente no compra nada? Algo similar sucede aquí. Por ello, hay que realizar especial hincapié en la fuerza de ventas para que sea lo más atractiva posible.

Correo personalizado

Si la persona se ha registrado en el sistema, el siguiente paso podría ser contactar por correo electrónico invitando a finalizar el proceso, o bien, recordándole que se ha quedado “a medias” en su compra. Este acercamiento puede generar que, en muchas ocasiones, se retome de nuevo el proceso.

Sin embargo, si a pesar de realizar el intento no terminan de comprar, sería de utilidad hacer envíos de boletines especiales con ofertas específicas, o bien, anunciando novedades que puedan invitarle a volver a la tienda online.

Como no todos los visitantes se registrarán para realizar una compra, para evitar este tipo de huidas podemos compartir algún tipo de beneficio para ellos, por ejemplo, “un 5% de descuento para nuevos registros”, o bien, una oferta especial a partir de una tarjeta de puntos. La idea es “que no se nos escapen”, sino que los tengamos cerca para que, en caso de abandonar su compra, poder ponernos en contacto con ellos.

Experiencia favorable

Para contar con las garantías de vender a través de la tienda online y teniendo en cuenta que será necesario que el visitante entre muchas veces para poder realizar la compra, es de vital importancia que la web funcione perfectamente al 100% en todos los dispositivos y que, además, se trabaje en los siguientes apartados:

  • Textos descriptivos amplios centrados en la necesidad de explicar cómo los beneficios se adaptan a las necesidades que la persona está buscando.
  • Imágenes ilustrativas para reflejar los detalles y cualidades del producto.
  • Web con carga rápida y procesos optimizados, es decir, que funcione de forma sencilla en todos los pasos.
  • Simplificar el proceso de compra con los pasos mínimos.

Si en un momento dado la página sufre algún tipo de caída durante el proceso de la compra, tendríamos que optimizarla para ponernos en contacto con el comprador pidiéndole disculpas y recordándole que puede volver en cualquier momento.

Gastos sin sorpresa

Éste es otro de los motivos por los que muchos usuarios se marchan sin realizar ninguna compra. Llegar al último paso y encontrarse con un plus económico que antes no se contaba con él, es un aspecto negativo y contraproducente. Por ello, los gastos de envío deben reflejarse de forma gráfica desde el comienzo de la gestión para evitar cualquier tipo de confusión.

Dentro de los gastos de envío y a excepción de que se trate de productos que haya que fabricar o sean artesanales, también deben de ser rápidos. La inmediatez juega un papel fundamental a la hora de buscar algo que necesitamos. Por tanto, habrá que ofrecer diferentes alternativas en este proceso.

En el caso de que la persona pueda acceder a algún tipo de financiación, también es importante que estos gastos se reflejen muy detalladamente. Finalmente, las facilidades en el pago son otra alternativa que nos favorece en cuanto al volumen de compras que podamos obtener.

Ofertas atractivas

Si es imposible mantener una línea de ofertas siempre, incluirlas de forma temporal con un contador que indique su finalización puede ser un buen “gancho” de cara a vender determinados productos. Este tipo de estrategias nos brinda la oportunidad de transmitir lo buenos que somos en nuestros servicios y a enviar un mensaje directo: la posibilidad de estar ahí siempre que los consumidores necesiten realizar sus compras.

Éstas son solo algunas ideas para incentivar «los carritos de compra abandonados». Sin embargo, si necesitas fórmulas sobre cómo optimizar tu tienda online, ¡no dudes en contactar con nosotros!